InicioPortadaNacionalSE DESMORONA EL “HUACHO”

SE DESMORONA EL “HUACHO”

*Joaquín Díaz Mena va por su tercera derrota electoral

*La autoridad electoral deberá retirarle la candidatura de comprobarse elementos de corrupción

Gloria Islas/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Yucatán. – De cara a los comicios del 2 de junio, el candidato de Morena a la gubernatura de Yucatán, Joaquín «Huacho» Díaz Mena, se desmorona entre sus propias manos ante denuncias por el desvío de recursos federales y las dudas sobre el origen y legitimidad de sus bienes, tras sus derrotas electorales en 2012 y 2018.

Legisladores señalan que “Huacho» Díaz debería estar bajo investigación por un posible uso irregular de recursos cuando fungió como delegado de la Secretaría del Bienestar en Yucatán y por los cuestionamientos sobre sus ingresos y su creciente patrimonio inmobiliario.

Coinciden que Huacho está en el ojo del huracán ante una serie de señalamientos por la adquisición de propiedades de alto valor, así como posibles desviaciones de programas sociales.

Advirtieron que desde la evolución patrimonial del abanderado morenista hay un posible enriquecimiento ilícito que obliga abrir investigaciones administrativas y penales.

Frente a un escenario de tensión en las filas morenista por la caída electoral a unos días de las elecciones, la diputada del Partido Acción Nacional (PAN), María Teresa Castell, advirtió que no tienen vergüenza.

“¡Basta de abusos y derroche con el dinero del pueblo!”, soltó la legisladora ante el llamado “cártel del bienestar”, que según información de Sol Yucatán, Huacho y funcionarios de la dependencia federal fueron denunciados por coaccionar el voto.

El diputado federal del PRD, Francisco Huacus Esquivel, advirtió que los “superdelegados”, quienes tienen entre sus funciones promover los programas sociales del Ejecutivo en los estados, aprendieron a desviar recursos e impulsar sus aspiraciones a candidaturas.

Por ello, consideró que no sería extraño que Huacho Díaz haya incurrido en esa conducta y otros posibles delitos.

En tanto, la analista política, Nallely Gutiérrez, consideró que el estado de Yucatán es emblemático porque desde el inicio de la campaña se especuló que podría ser ganado por Morena, por el impulso que tomó Huacho Díaz Mena como delegado y quien entregaba los programas sociales para la población.

Sin embargo, consideró que la divulgación de la información sobre las propiedades del abanderado morenista y de su familia es un tema que debería ser desahogado con los principios del derecho.

Explicó que el perseguir los delitos de corrupción debe un asunto inminente y está tipificado en el Código Penal federal.

Gutiérrez aseveró que quienes son candidatos deben tener una imagen intachable y no puede haber visos de corrupción en sus trayectorias.

“En el caso específico de corrupción es la autoridad responsable quienes deben analizar y hacer las investigaciones necesarias porque a fin de cuentas a todos los mexicanos nos afecta que se diga que un candidato es corrupto y que pueda llegar a gobernar un estado como Yucatán”.

La analista política consideró que cualquier candidato a un cargo de elección popular debe estar revisado con lupa y existir protocolos ante denuncias públicas para que la autoridad este facultada para hacer la investigación pertinente.

“Ello, para que no haya duda de que quien pueda ganar en las elecciones este inmaculado sin visos de corrupción”.

La analista política advirtió que de comprobarse elementos de corrupción se tendría que quitar la candidatura. “En México no podemos seguir permitiendo que existan este tipo de enriquecimiento ilícitos, falta que la autoridad lo analice, pero de entrada no correspondería sus ingresos con su nivel de gastos”.

Aclaró que la ley ahora permite que la familia también pueda ser sujeta a una investigación por este tipo de delitos. “Sería muy lamentable de comprobarse que políticas se siguen enriqueciendo y utilizando el poder para beneficio propio cuando hay mucha necesidad en México”.

En ese sentido, Gutiérrez señaló que cualquier funcionario debe pugnar para que los recursos públicos lleguen a los que más necesiten y acabar con la corrupción.

Para el politólogo y catedrático de la facultad de Derecho de la Universidad La Salle, Bernardino Esparza, los candidatos están obligados a presentar sus declaraciones patrimoniales como lo mandata la ley.

“En la política mexicana lo que se ha dado mucho es que ser político te enriquece… al menos así se ha reflejado en muchos casos y es un problema”, dijo.

Lamentó que estos políticos entren a un cargo con un peso en la bolsa y salgan con millones y enfatizó que la gran pregunta es por qué los ciudadanos votan por esos perfiles que de acuerdo con la ley serían ilegibles.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados