InicioReportajes EspecialesY APENAS LLEGARON AL PODER; MORENISTAS ENSEÑAN EL COBRE

Y APENAS LLEGARON AL PODER; MORENISTAS ENSEÑAN EL COBRE

  • La ambición desmedida y el uso del poder para fines personales, añejas prácticas como el compadrazgo y el amiguismo para colocar a cercanos en cargos públicos, así como utilizar la tragedia ajena con fines meramente políticos, son algunas de la mañas que los morenistas vienen ejerciendo en su desempeño político. Miguel Barbosa, obstinado con la gubernatura de Puebla; Cuitláhuac García peleando la fiscalía veracruzana para un incondicional y la senadora Marybel Villegas, utilizando la tragedia de una joven cubana para promocionarse políticamente. Esos son los políticos de Morena, el partido en el poder que en nada es diferente al actuar de priistas, panistas o perredistas.

    STAFF LA OPINIÓN DE MÉXICO

    Ciudad de México.- Miguel Barbosa Huerta vuelve a la pelea por la gubernatura de Puebla, luego de la trágica muerte de la gobernadora Martha Érika Alonso y su esposo el senador Rafael Moreno Valle.

    Aunque sostenga que aún no es tiempo de hablar de candidaturas, luego de las declaraciones de la dirigente de Morena, Yeidckol Polevnsky, quien lo perfiló de nuevo como candidato a la gubernatura en las elecciones extraordinarias, Barbosa solo intenta ganar tiempo para apaciguar los ánimos desatados a raíz del fallecimiento de la gobernadora Alonso.

    Aunque los politólogos afirman que su participación en las elecciones extraordinarias no es recomendable por la polarización generada por el trágico accidente en que fallecieron la gobernadora y su esposo, es un hecho que Barbosa volverá a competir por la gubernatura a pesar de que ello puede genera mayor tensión en la sociedad poblana.

    Barbosa (ex priista y ex perredista) es un político sin principios ni ideología partidista, pues en 2015 sus comentarios acerca del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, no lo bajaban de soberbio y de querer fragmentar a la izquierda. Dos años más tarde se sumó a Morena con la clara ambición de llegar a gobernar su entidad natal.

    “La soberbia de Andrés Manuel López Obrador es infinita. El PRD nunca será cabuz de nadie, el PRD debe transformarse y si no lo hace sin duda que su destino será la extinción.

    Morena no es un partido nuevo, cómo lo va a ser con un rostro como el de Andrés Manuel”. Nadie le va a rogar a AMLO con esa soberbia”, fueron los comentarios de Barbosa acerca del político tabasqueño.

    Años después la opinión del aspirante a gobernar Puebla cambió radicalmente, e incluso aprovechó toda oportunidad para defender al entonces líder de Morena de las acusaciones del que era gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, por supuestos vínculos con el ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, actualmente en prisión.

    “Son ataques del sistema político para impedir que López Obrador gane la Presidencia de la República”, dijo Barbosa en una férrea defensa de la candidatura del tabasqueño, pero que en realidad estaba defendiendo sus pretensiones de llegar a la gubernatura de Puebla bajo el color de Morena.

    En marzo de 2017, siendo coordinador del PRD en el Senado de la República, el político poblano causó gran sorpresa cuando manifestó su apoyo a López Obrador y dijo que buscaría que el PRD se sumara al proyecto de Morena.

    “Yo he tomado la decisión de apoyar a López Obrador para 2018. Es una decisión que ya tomé, no estoy pensando en incorporarme a Morena, pero la decisión que tengo es llamar al PRD a que defina rumbo a 2018 su apoyo a López Obrador. Esa es mi posición”, dijo en el Senado.

    La mentira y la falsedad de las declaraciones de Barbosa saldrían a la luz pública en poco tiempo cuando declaró sus intenciones de competir por la gubernatura poblana por Morena, tal y como lo hizo resultando perdedor en la contienda.

    Una vez pasada la elección el 1 de julio de 2018, Barbosa acusó de fraude a Martha Erika Alonso e impugnó los resultados en los tribunales, que finalmente declararon la elección válida y Alonso tomó protesta el 14 de diciembre convirtiéndose en la primera mujer en la gubernatura de Puebla.

    Barbosa Huerta ha sido objeto de severas críticas tras el fallecimiento de la gobernadora y su esposo debido a su enemistad con la pareja tras enfrentarse en las elecciones y acusarse mutuamente de actos de corrupción.

    De hecho, Barbosa dijo que la tragedia en la que fallecieron la gobernadora Alonso y su esposo había sido un magnicidio, lo que corrigió de manera inmediata, para decir “¡perdón, perdón! un accidente donde se pierde la vida de dos personas”.

    En los corrillos políticos se comenta que Barbosa cuenta con el apoyo del presidente López Obrador para competir nuevamente por la gubernatura, pues de otra forma no se explica el anuncio de que otra vez será candidato, aunque a los pocos días sostuviera que no es momento de pensar en candidaturas.

    El cambio se atribuye a que su participación en las elecciones extraordinarias fue severamente cuestionada por actores políticos y politólogos.

    La candidatura de Barbosa no abonará a calmar los ánimos y sí a incrementar el encono que se vive a raíz de la muerte de Alonso Hidalgo a sólo 10 días de haber asumido la gubernatura.

    Dos hechos le echan más leña al fuego: la ausencia del presidente López Obrador en la toma de protesta de Martha Érika Alonso al igual que en su velorio con el argumento de la polarización que se vive en la entidad, y la inminente participación de Barbosa en las elecciones extraordinarias para gobernador.

GABINETE DE CUITLÁHUAC GARCÍA DE CUATES Y COMPADRES

Al igual que en los gobiernos priistas, panistas o de cualquier otro partido, en el que encabeza en Veracruz el morenista Cuitláhuac García Jiménez, predominan el amiguismo y el compadrazgo.

Dentro de su gabinete figura incluso un funcionario que se ganó la vida como stripper. Se trata del secretario de Educación, Zenyazen Escobar García, quien además de manera fast track obtuvo su título de Licenciado en Ciencias de la Comunicación en una universidad “patito” de Coatzacoalcos.

Claudia Guerrero, del Periódico Veraz, expone que Escobar García era uno de los strippers favoritos del antro «El 4-40», en Orizaba.

Zenyazen realizaba sus rutinas para su público: mujeres que buscan espectáculos de este tipo, así como clientes varones que buscaban compañía de su mismo sexo.

También trabajó en varios antros del país y en Xalapa laboró en el antro llamado “Closet”, según Guerrero.

En uno de los antros considerados de los más lujosos y de gran asistencia, el Paladium, de Poza Rica, Zenyazen conoce al ahora gobernador Cuitláhuac García.

En ese lugar es donde se impulsa la carrera de Zenyazen Escobar y años después es postulado como candidato plurinominal por el distrito de Orizaba para la diputación local, siempre apoyado por su amigo, el gobernador Cuitláhuac.

Otro amigo del gobernador veracruzano, José Manuel Pozos Castro, ex priista, ex panista, ex perredista, y ahora de Morena, es el presidente de la Mesa Directiva del Congreso, mientras que su hijo, José Manuel Pozos del Ángel, es el subsecretario de Finanzas y Planeación.

Su secretaria particular, Dorheny García Cayetano, fue impuesta como diputada federal plurinominal, y a quien pretendió infructuosamente imponer como coordinadora de los diputados federales de Veracruz.

Otra amiga del gobernador, Rosalinda Galindo Silva, diputada local, es la presidenta de la Comisión de Hacienda de la LXV Legislatura, comisión clave para las finanzas. Así se las gastan los morenistas que llagaron al poder.

Mención aparte merece el caso de la Fiscalía General del Estado, un cargo que Cuitláhuac García está peleando para imponer a un “fiscal carnal”.

Los diputados locales de Morena no sólo tratan de destituir al fiscal Jorge Winckler Ortiz (herencia del anterior mandatario Miguel Ángel Yunes Linares), sino que por instrucciones del gobernador pretenden hacerle juicio político.

La mayoría de Morena en el Congreso local está buscando una reforma a la Constitución del Estado para quitarlo de la fiscalía y el gobernador imponga a uno de sus cercanos para blindarse a futuro y a dar inicio a una cacería de brujas contra el ex gobernador Yunes y miembros de su gabinete.

Sin duda que el gobernador Cuitláhuac García podrá borrar de su gabinete al fiscal Winckler al contar con un Congreso donde su partido es mayoría, pero en realidad pone al descubierto que al igual que los mandatarios de otros partidos políticos, el nuevo gobernador desea en la fiscalía a un incondicional para utilizarlo con fines estrictamente políticos.

En el Congreso de Veracruz se han presentado siete solicitudes de juicio político en contra de Jorge Winckler, las cuales presuntamente provienen de abogados y ex funcionarios estatales que consideran que el fiscal violó la ley y debe ser destituido del cargo, aunque es del dominio público que el gobernador Cuitláhuac García está detrás de los demandantes.

Winckler Ortiz, abogado de la familia Yunes Linares, llegó a la fiscalía a finales de 2016 luego de que por presiones políticas renunció el entonces fiscal, Luis Ángel Bravo Contreras.

El fiscal manifestó públicamente ser amigo de Yunes y ha sido duramente criticado por colectivos de desaparecidos, empresarios, organizaciones sociales y civiles por su desempeño.

Según el gobernador Cuitláhuac mientras Winckler siga al frente de la fiscalía no habrá justicia en contra de ex funcionarios duartistas que cometieron irregularidades.

Dijo que se cuenta con pruebas de las negociaciones de la Fiscalía General del Estado con funcionarios ex duartistas, por lo que insistió en que Jorge Winckler debe dejar el cargo de fiscal.

«El Fiscal se tiene que ir porque si no, no se podrá hacer justicia, porque si no se va, de nada servirá poner denuncias a los ladrones, a los secuestradores, a quienes estén cometiendo delitos, bajo el pretexto de que no pudo».

En realidad, la salida de Wínckler Ortíz de la fiscalía (cargo que deberá ocupar por nueve años) es un asunto estrictamente personal del gobernador Cuitláhuac García.

Y es que en la historia reciente de Veracruz jamás se había registrado una persecución de la magnitud como la que ha emprendido el mandatario Cuitláhuac en contra del fiscal Wínckler.

Miguel Ángel Yunes ni se despeinó para quitar a Luis Ángel Bravo Contreras de la fiscalía.
Patricio Chirinos Calero tampoco necesito ayuda alguna para llevar a la cárcel a su antecesor, Dante Delgado Rannauro (propietario de Movimiento Ciudadano), y a Porfirio Serrano Amador y Gerardo Poo Ulibarri.

El asunto del fiscal es solo un ejemplo de cómo los políticos –cualquiera que sea su partido- abusan del poder y llegan al cargo con el afán de iniciar una persecución política sobre todo cuando el antecesor es de otra filiación partidista, y la administración de Cuitláhuac García no es diferente a otras que han llegado al Palacio de Gobierno.

MARYBEL VILLEGAS, LA SENADORA QUE SE BURLA DE LA TRAGEDIA

Un caso que muestra la forma en sin recato ni pudor alguno los políticos utilizan la tragedia y el dolor ajeno para lucrar políticamente, es el de la senadora morenista, Marybel Villegas Canché.

La legisladora por Quintana Roo acudió a visitar a la joven cantante de origen cubano, Addisbel Pupo Núñez, quien fue golpeada brutalmente por su pareja sentimental, el restaurantero Noel Castro Santeliz, conocido como “Rolo”, supuestamente para brindarle apoyo a la víctima.

La senadora por Morena le dijo a la joven –quien para darnos una idea de la golpiza que recibió de parte del sanguinario sujeto perdió 29 dientes y tiene fracturada la mandíbula, pues la atacó a patadas-“pues, ya te veo mucho mejor” y se retiró. Eso fue todo.

Marybel Villegas no le brindó ningún tipo de apoyo a la afectada, ni económico, ni jurídico, ni de asistencia médica, solamente acudió a tomarse la foto para ganar simpatía y lucrar con la desgracia de la joven cubana.

En el Senado de la República, Villegas Canché se muestra desgarrada ante sus compañeros de bancada (sobre todo con sus compañeros de escaño Héctor Vasconcelos y Alejandro Armenta) y de otras fracciones parlamentarias ante el drama sufrido por la joven Addisbel Pupo, cuando en realidad en Quintana Roo todo mundo sabe que sólo utiliza el caso para lucrar políticamente.

Los familiares de la víctima están indignados porque se dieron cuenta que los políticos como Marybel Villegas sólo acuden a tomarse la fotografía, es decir, para publicarla y de esa manera ganar votos, simpatía ante los ciudadanos, nada más.

La sociedad rechaza rotundamente que se utilice la tragedia y el dolor de una víctima para lucrar políticamente con hechos tan lamentables como el sufrido por Addisbel Pupo, cuando en realidad lo que debería de existir de parte de legisladores como Villegas Canché es el apoyo incondicional para superar la difícil etapa por la que atraviesa la joven agredida salvajemente por su pareja sentimental, quien por cierto se encuentra prófugo.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados