InicioNacionalYUCATÁN: “¡ALCALDE LADRÓN!”

YUCATÁN: “¡ALCALDE LADRÓN!”

 

*Camilo May amasó una fortuna impresionante, al grado tal de construir en uno de sus ranchos una plaza de toros, en la que organiza eventos y cobra las entradas, con alberca y un gran número de cabezas de ganado

*Vendió tres mil hectáreas a Kekén para que instalaran una granja de cochinos, sin importarle el daño ecológico, pues derribaron miles de árboles ante la complacencia de la Profepa

Redacción/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión De México  

Maxcanú, Yucatán. – Camilo May, quien por cuarta ocasión pretende ser Presidente Municipal por el deteriorado y casi desaparecido PRI, fue acusado de ladrón por una mujer, que no olvida cuando un sindicato de camioneros le mandó 38 mil pesos como seguro por la muerte de su esposo y, presuntamente, el ahora candidato se quedó con el dinero cuando gobernaba en esta localidad.

«¡Él es un ladrón! La verdad es un ladrón porque se ha robado el dinero de los apoyos que dan, por eso hoy no voy a votar por don Camilo, hay muchas cosas que hacen falta, pero no las trae, y no sólo eso, sino que el martes pasaron a pintar las casas, pero estaba mi hijo acá y me dijo: ‘mamá, ¿cómo vas a votar por ese señor?, él te robó tu dinero cuando se murió mi papá, ¿te acuerdas?’».

«Entonces le contesté: ‘sí me acuerdo, no se me olvida, el sindicato del camión me mandó 38 mil pesos por la muerte de mi marido’».

«¿Dónde está?, no me llegó ni un peso a mis manos. ¿Quién lo agarró?, A mí ni un peso me dieron. ¿Y ahorita voy a votar por ese señor? No. A mí no se me olvida todo lo que me hizo a la hora de que murió mi esposo».

«¿Dónde está el apoyo que me dijo? No lo da, sólo a los que son priistas les llegan los apoyos, yo no tengo ni baño, si no eres PRI no te dan nada», dijo sumamente molesta doña Olga.

Sol Yucatán ha podido confirmar que Camilo May amasó una fortuna impresionante, al grado tal de construir en uno de sus ranchos una plaza de toros, en la que organiza eventos y cobra las entradas, con alberca y un gran número de cabezas de ganado.

Pero no sólo es eso, también es dueño de todos los taxis que van de este municipio y sus comisarías a Mérida, además de La Placita, en la que renta locales a comerciantes, un taller mecánico a nombre de uno de sus hijos con renta de maquinaria pesada, grúas, en cuyo lugar se le da mantenimiento a las patrullas de la Policía Municipal.

Lo más triste del asunto es que Camilo May era vendedor de pan, que el papá de su esposa, doña Marlene Catzim, ya fallecida, elaboraba en una humilde panadería de este pueblo y que ofrecían por las calles del poblado, pero de pronto entraron a la política y ahora Camilo es uno de los hombres más ricos de este municipio, y quiere seguir llenado sus bolsas de dinero, enriqueciéndose a cosa de la población, mientras las trece comisarías y sus habitantes se encuentran en la miseria, en extrema pobreza.

«Hay una persona que es Camilo May, que es terco y que quiere y está dale y dale para seguir en el poder, aunque esté podrido en dinero, él sigue burlándose de la gente, él está ricachón, ya fue tres veces Presidente Municipal y quiere otra vez», externó el señor Víctor Manuel Pech Chi.

«Camilo llegó a Maxcanú de su comisaría Conchol y al casarse con Marlene Catzim se fue a vivir con su suegro, porque no traía ni calzones, él vendía pan, vendía huevo de granja, yo lo conocí pobre y ahora el dinero que tiene es dinero del pueblo, dice que va ser Presidente otra vez», indicó el entrevistado, quien vive a las orillas de esta cabecera municipal con su esposa María del Carmen Cih Chablé y su hija Brenda Leticia Pech Cih.

Sol Yucatán ha podido confirmar que Camilo May está construyendo obras que en 15 años de gobierno junto con su esposa nunca hizo y que, incluso, aun se puede ver el abandono y la miseria en la que dejaron en las 13 comisarías.

Ahora, en forma desesperada por ganar, regala material de construcción y dinero a cambio de que en las próximas elecciones voten por él, y en un sondeo por este pueblo se sabe que está pagando 500 pesos a cambio de que las familias autoricen poner las iniciales de Camilo May en las bardas de sus viviendas, como si fuera un registro para animales.

En la colonia Tres Cruces de esta cabecera municipal, este rotativo captó los momentos en que se construía una cancha de básquetbol con sus gradas y dos enormes domos con sus dos baños, a cambio de que los vecinos voten por él.

Sin embargo, las posibilidades de ganar para este millonario candidato pudieran estar muy lejos, a menos que, como lo hizo en el 2012, le arrebató el triunfo al candidato de otro partido, repitiendo la historia.

Alcaldes se robaron todo

En 1994 empezó la pesadilla para los habitantes de esta localidad, cuando la señora Marlene Catzim llegó a la Presidencia Municipal a cubrir un interinato por el PRI y por un año.

Después, extrañamente aquel humilde vendedor de pan ocuparía el cargo de Alcalde, de 1995 a 1998, y repetiría del 2001 al 2004.

Sin embargo, en el siguiente periodo quiso presidir nuevamente la señora Marlene Catzim, pero el pueblo ya se empezaba a cansar de no ver avances en las comunidades, ni obras ni apoyos gubernamentales, y no le permitieron llegar.

En el 2007 quiso regresar Camilo May, pero el pueblo no votó por él, pues ya habían promesas incumplidas como hasta la fecha, por lo que este matrimonio se movió por todos lados y llegaron hasta la entonces Gobernadora Ivonne Ortega, con quien a través de acuerdos turbios decidieron que Marlene Catzim ocuparía otra vez el cargo de Alcaldesa durante dos años.

Pero ya en el 2012, los habitantes de este pueblo indígena votaron por el PAN, aunque muy poco le duró el gusto al candidato, porque Camilo May, con sus tranzas, logró arrebatarle el triunfo.

En esa ocasión mucha gente del pueblo se manifestó en total desacuerdo, pero Camilo May ordenó a la policía a su cargo que detuvieran a quienes estaban en su contra.

Ya en el 2015, Camilo May pasó al cinismo cuando quiso imponerles a los habitantes de este pueblo a uno de sus hijos, pero por un amplio margen fue derrotado por otro candidato, que ya en el poder también olvidó los compromisos y sólo benefició a sus allegados.

En el 2018 regresó al poder la señora Marlene Catzim y antes de terminar su Gobierno falleció, por lo que asumió el cargo la Secretaria, que en los meses que le ha tocado decidir por el bien del pueblo ha sido manipulada por Camilo May.

Camilo May no cumplió con sus promesas de campaña y sí se enriqueció a costa del pueblo, pues tiene casas lujosas, ranchos, una plaza de toros, taxis, una plaza comercial y muchas cosas más.

Ahora, Camilo quiere por enésima ocasión gobernar otros tres años, para seguirse enriqueciendo, porque es preciso señalar que vendió tres mil hectáreas a Kekén para que instalaran una granja de cochinos, sin importarle al millonario May el daño ecológico, pues derribaron miles de árboles ante la complacencia de la Profepa y otras instancias encargadas de cuidar el medio ambiente.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados