InicioNacionalYUCATÁN: COLUMNA DE SOL YUCATÁN CARLOTA VS LIBORIO

YUCATÁN: COLUMNA DE SOL YUCATÁN CARLOTA VS LIBORIO

Redacción/Sol Yucatán/La Opinión de México

Con la designación del Liborio Vidal Aguilar como titular de la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado (Segey), en la dependencia prevalecerá un desgastante enfrentamiento por el poder, en perjuicio del magisterio, ya que la directora general de Educación Básica del ramo, Carlota Storey Montalvo, “es la que realmente manda, da órdenes y toma decisiones”.

Para los sindicatos, el cambio de gabinete representa un nuevo atraso a las gestiones realizadas con Loreto Villanueva Trujillo, aunque no hubo avance alguno debido a la postura de Storey Montalvo por bloquear las solicitudes y quejas.

Ante este juego de poder entre una química y un bachiller, ambos ex legisladores, habría un clima de tensión sin igual, y los más afectados serían los alumnos, al igual que los profesores.

El pasado lunes 21, el gobernador anunció cambios en su gabinete, pero el que más llamó la atención fue el designar a Vidal Aguilar como titular de la Segey, por lo que de manera inmediata se viralizó la información.

Miles fueron los comentarios que hay en las redes sociales, y los reclamos fueron notables a través de las cuentas oficiales de la Segey y del gobierno del Estado, e incluso, en el Twitter de Vila Dosal, fueron diversos los memes creados al respecto.

Tal designación provocó la división del magisterio, pues numerosos maestros  están en contra, debido a que no es profesor, sólo tiene bachillerato.

El presidente de la agrupación Docentes Unidos Luchando en Yucatán (DULY), Jesús González Cupul, afirmó que con Villanueva Trujillo “se tenía una mayor expectativa para dar una solución a las numerosas anomalías que afectan a los maestros.

Sin embargo, “en todo momento no se le dejó trabajar, ya que Storey Montalvo era la que detenía todas las acciones a favor de los maestros”.

Expresó que son numerosas las anomalías que prevalecen en la dependencia, pero desafortunadamente, Villanueva Trujillo “estuvo cerca de tres años al frente de la Secretaría, pero nada resolvió, y la situación va de mal a peor”.

“Villanueva Trujillo no toma decisiones propias, sólo obedece órdenes, específicamente de la química Carlota Storey Montalvo”, acotó.

En menos de una semana, son numerosas las posturas en contra de la designación de Vidal Aguilar, dado que carece de experiencia alguna en materia de Educación Pública.

González Cupul comentó la Segey ha estado a cargo de un médico veterinario, específicamente, Raúl Humberto Godoy Montañez, y destacó, por lo que ahora es un bachiller el que tiene la responsabilidad, pero cuenta con experiencia política.

“Podrás tener un doctorado, pero si no te dejan trabajar, nada podrás hacer para solucionar los problemas que prevalecen”, subrayó durante la entrevista concedida.

Advirtió que todo parece indicar que en la Segey habrá una pugna de poder entre Storey Montalvo y Vidal Aguilar, quienes “sólo habrá un desgaste y nada solucionarán, cuando son numerosas las cosas que se tienen que resolver, en beneficio del magisterio”.

Confió en que ambos puedan trabajar de manera coordinada, pero “de lo contrario, sólo ocasionarían más problemas, y un atraso total a las demandas en beneficio de los maestros”, pues se requiere dar una pronta solución al caso de los profesores de educación física, así como las basificaciones, los salarios, etc.

Comentó que Vidal Aguilar tiene tres años para dar soluciones, “esperemos que no ocurra lo mismo que con Víctor Caballero Durán, quien durante la administración de Rolando Zapata Bello utilizó la Secretaría como trampolín político, y al final nada resolvió”.

Para evitar esta anomalía, indicó que solicitará una breve audiencia con el nuevo titular de la Segey, para plantearle los pendientes que faltan por resolver, así como la importancia de trabajar de manera conjunta.

Reconoció que en los primeros tres años de la administración de Vila Dosal, en la Segey prevaleció la corrupción protagonizado por la directora general de Educación Básica, pues Storey Montalvo es que realmente dirige la dependencia, aunque la titular fue Villanueva Trujillo, quien simplemente tenía que acatar las órdenes que le daban.

González Cupul denunció el descarado robo de plazas que prevalece en la dependencia, y a pesar de que existe un Comité de Transparencia, hasta el momento no sesiona ni toma cartas en el asunto.

La Segey cuenta con un comité de transparencia que es tan transparente que no lo vemos”, por lo que es notable el atraso que se tiene en las soluciones a las necesidades del magisterio.

La situación se complicó aún más con la contingencia por Covid-19, ya que las actividades estuvieron paralizadas por varios meses, y lo peor de todo, aún no hay una solución a las demandas establecidas en tiempo y en forma.

González Cupul enfatizó que son numerosos los temas que están pendientes, y ejemplificó el caso de las bases, las cuales no fueron asignadas en tiempo, y nada se hace para dar celeridad al proceso, bajo el pretexto de que no hay clases presenciales, y en este momento, debido a que está por concluir el ciclo escolar.

Desafortunadamente, la situación se complica aún más ante el rebrote de Covid-19 que prevalece en la entidad, y debido a la presencia de dos variantes, hay un aumento acelerado de los contagios, y afortunadamente, no hay un crecimiento en la incidencia de mortalidad, pero no hay que confiarnos”.

Antes de la administración de Vila Dosal, el 50 por ciento de las plazas eran asignadas a la Segey y el resto, al sindicato, pero actualmente, todas está a cargo de la dependencia.

Aseveró que “las bases son entregadas a los más allegados, , además de que con la pandemia, las personas no acuden a las dependencias o sólo funcionan de manera parcial, por lo que se aprovechan de la situación.

De ahí la importancia de transparentar la asignación de las bases, para que estas sean realmente entregadas a los que realmente les corresponde, a los profesores que llevan años laborando por contrato.

Asimismo, denunció que la Segey se niega a resolver los cambios geográficos de educación física, por lo que “es un área que queda al aire, y no hay certeza laboral para los profesores”.

Incluso, también prevalecen problemas en la asignación de bases a personal administrativo, específicamente, trabajadores sociales, prefectos e intendentes.

“Ojalá que no haya problema, para el bienestar del magisterio, pues deseamos luchas estériles entre Storey Montalvo Vidal Aguilar, pues representaría un retroceso para la educación en Yucatán”, concluyó.

 

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados