InicioNacionalYUCATÁN: CULTUR, CAJA CHICA DEL GOBIERNO

YUCATÁN: CULTUR, CAJA CHICA DEL GOBIERNO

 

Redacción/Sol Yucatán/ La Opinión de México 

Mérida. – El Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos de Yucatán (Cultur) se convierte en la caja chica del gobernador Mauricio Vila Dosal y su “fondo de ahorro” para su campaña como precandidato a la Presidencia de la República por el Partido Acción Nacional (PAN), pues tan sólo en 2019 captó más de 700 millones de pesos, por concepto del uso de los paradores turísticos de las zonas arqueológicas.

Hasta hoy se desconoce en qué se invirtió el dinero captado en 2019 y 2020 en los paradores turísticos, y para este año un buen porcentaje del monto se irá al Fondo de Mau Vila Presidente, para lo cual, tiene tres años para juntar una millonaria inversión para su campaña preelectoral.

Por concepto del uso del Parador Turístico establecido en seis ciudades precolombinas del Estado, la Agencia de Administración Fiscal de Yucatán (AAFY) captó, durante 2018, cerca de 711 millones de pesos, con un aumento de casi 100 por ciento con respecto al año anterior.

Solamente en 2019, el Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos de Yucatán captó más de 700 millones de pesos por concepto del uso de los paradores turísticos de las zonas arqueológicas

Incluso, en 2019 el aumento osciló en 10 por ciento, pero en 2020 descendió de manera estrepitosa, debido al cierre de las zonas arqueológicas por el Covid-19.

A pesar que el recurso se invierte para diversas actividades y programas del Ejecutivo local, hasta el momento, no hay programa alguno para destinar un presupuesto para efectuar trabajos de rescate, conservación e investigación en las zonas arqueológicas con recursos provenientes del cobro por el uso de la infraestructura del Gobierno del Estado.

Mucho menos habrá para los próximos tres años, ya que un buen porcentaje es para la futura campaña de Vila Dosal.

El Patronato de las Unidades de Servicios Culturales y Turísticos de Yucatán (Cultur) cuenta con 11 paradores turísticos, de los cuales, seis están en igual número de ciudades prehispánicas, tal es el caso de Chichén Itzá, Uxmal, Ek’Balam y Dzibilchaltún, así como en las grutas de Loltún y Balamcanché.

Cultur_Sol Yucatán

De acuerdo con Cultur, en 2018, por concepto de “Ingresos de Paradores Turísticos”, el AAFY obtuvo la cantidad de 710 millones 837 mil 282 pesos con un aumento del 95.7 por ciento, con respecto a 2017, cuya cifra fue 363 millones 235 mil 379 pesos.

El sustancial aumento se registró debido al alza de las tarifas que se cobra al turismo nacional y extranjero, por lo que en 2019, la cantidad será mayor aún ante el nuevo incremento.

En tan sólo un trienio se ha registrado un aumento significativo en la afluencia turística, y en 2017 fueron tres millones 641 mil 251 visitantes, cuyo crecimiento fue del 22.7 por ciento en comparación con 2016, cuyo acumulado fue de dos millones 967 mil 28.

Mientras que en 2018, la afluencia a dichos sitios arqueológicos fue de tres millones 749 mil 355 paseantes, el tres porcentual.

Hasta hoy se desconoce en qué se invirtió el dinero captado en 2019 y 2020 en los paradores turísticos

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) cobra una tarifa accesible, en el caso de Chichén Itzá es de 75 pesos por persona que ingresa al sitio.

Sin embargo, adicionalmente el Gobierno del Estado a través de la AAFY cobra una admisión general de 406 pesos, es decir, para el turismo extranjero, y para los mexicanos que acrediten la nacionalidad mediante una identificación oficial la admisión será de 127.

Las personas físicas que acrediten la residencia en México están exentos de este pago los domingos.

Cabe destacar que Yucatán es el único Estado del país en el cual el turismo arqueológico paga un doble boleto.

El monto es inferior para el extranjero que desee ingresar a Uxmal, el pago a Cultur es de 338 pesos, cifra similar para Ek’Balam, para Dzibilchaltún es de 152, así como de 86 para Loltún y Balamcanché, respectivamente.

Mientras que en el caso del turismo nacional, para Uxmal, el pago es de 101 pesos, 75 para Ek’Balam, y de 49 para Dzibilchaltún, Loltún y Balamcanché, cada uno.

Pese la reapertura de las zonas arqueológicas, no se prevé obtener una millonaria ganancia, dadas las restricciones que hay los sitios, pues no aceptan afluencias masivas de turistas.

Por ende, la venta de boletos es limitada pero se prevé sea ligeramente superior a la registrada en 2020.

Afluencia turística

Durante el primer semestre de 2020, en Yucatán, el turismo arqueológico y museográfico se mantuvo a la alza, con el arribo de cerca de 760 mil paseantes a los sitios de interés abiertos al público, reveló el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Incluso, tan sólo en junio se registró la afluencia más alta de los últimos 10 meses, con un aumento del 8.6 por ciento, en comparación de mayo pasado.

Desafortunadamente, desde hace 15 meses permanecen cerradas 10 zonas arqueológicas de la entidad, y hasta el momento se desconoce la fecha de reapertura de estos sitios precolombinos, más ahora que en el país se registra el principio de una tercera ola de contagio de Covid-19, además que Yucatán está en semáforo naranja.

En los primeros seis meses del año, en Yucatán, cerca de 760 mil personas han acudido a las siete zonas arqueológicas abiertas al público y al Museo.

junio fue el mes de más alta de afluencia durante el año en curso, y se prevé que la cifra aumente, y más con la reapertura con las demás zonas de monumentos arqueológicos.

De acuerdo con el INAH, durante los primeros seis meses del año, a los museos y zonas arqueológicas del país ingresaron dos millones 364 mil 990 personas, cifra que es 63.1 por ciento inferior con respecto al mismo período de 2020, cuando la suma fue de seis millones 411 mil 581 turistas, correspondiente al primer trimestre, ya que en marzo de ese año, cerraron los sitios, debido a la contingencia, por la pandemia.

Del total de paseantes, dos millones 96 mil 990 acudieron a las ciudades precolombinas y 268 mil 603 ingresaron a los museos.

Asimismo, del total de visitantes, un millón 537 mil 275 eran turistas nacionales, el 65 por ciento y 827 mil 715 eran extranjeros, el 35 porcentual.

A consecuencia de la pandemia, en Yucatán sólo se permite el acceso a siete de 17 zonas arqueológicas abiertas al público.

Tulum_Sol Yucatán
Tulum, México

A nivel nacional, a partir de junio pasado, Chichén Itzá es la zona de patrimonio arqueológico más visitada con 589 mil 461 paseantes, el 28.12 por ciento del total, seguido de Tulum, con 490 mil 815 turistas, el 23.41 por ciento, y Teotihuacán, con 236 mil 105 personas, el 11.26 porcentual.

Tan sólo en estos tres sitios arribó el 62.79 por ciento del total del turismo arqueológico, es decir, dos de cada tres, estableció el INAH a través de su página electrónica.

Mientras que Uxmal se ubicó en el séptimo lugar nacional, con el 3.11 por ciento del total nacional; Ek’Balam está en el octavo sitio, el 1.89 por ciento; Dzibilchaltún está en el décimo peldaño, el 1.25 por ciento, y Mayapán, en la onceava posición, con el 0.79 por ciento; Izamal, en el lugar 19, con el 0.58 por ciento, e Xcambó, con el 0.46 porcentual.

Dzibilchaltún_Sol Yucatán
Dzibilchaltún, México

Tras la aparición del coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2) causante de la enfermedad Covid-19 en la República Mexicana, se decidió cerrar las 193 zonas arqueológicas abiertas al público, así como los 162 museos del país, a partir de la última semana de marzo de 2020, y de manera paulatina empezaron a abrir en septiembre del mismo año, aunque en muchos sitios, la reapertura aún no llega.

Incluso, en 2020, en Yucatán nuevamente cerraron ante la presencia y efectos de los ciclones y frentes fríos que impactaron al país, pero días después se reaperturaron.

Mientras que en 2021, volvieron a cerrar, primeramente, con motivo al equinoccio de primavera y las vacaciones de Semana Santa.

Mayapán_Sol Yucatán
Mayapán, México

Cabe destacar que del 5 al 8 de julio pasado, Uxmal cerró temporalmente al público, debido a que uno de los trabajadores resultó positivo a Covid-19, y se sanitizó el sitio.

Desafortunadamente, desde el pasado viernes 2, ejidatarios de Chablekal, comisaría de Mérida, impiden el acceso a Dzibilchaltún, en demanda por el pago de sus tierras.

En el caso específico de Yucatán, ante la contingencia por Covid-19, de enero a junio pasado, el arribo del turismo arqueológico y de museos es de 768 mil 67, por lo que es 11.5 por ciento menor en comparación con el del mismo período de 2020, cuando fueron 857 mil 124 los turistas que arribaron a la entidad.

Del total de visitantes, 758 mil 786 acudieron a las zonas de monumentos arqueológicas y nueve mil 281 personas entraron al Museo Regional de Antropología e Historia “Palacio Cantón”, el cual ocupó el octavo lugar nacional en afluencia, el 3.46 por ciento del total del país.

Asimismo, del total de paseantes, 401 mil 325 eran nacionales, el 52.2 por ciento, y 366 mil 742 extranjeros, el 47.8 porcentual.

Ek’Balam_Sol Yucatán
Ek’Balam, México

El 77.7 por ciento del turismo arqueológico acudió a Chichén Itzá, seguido de Uxmal, con 65 mil 192 personas, el 8.6 por ciento; Ek’Balam, con 39 mil 617 paseantes, el 5.2 por ciento, y Dzibilchaltún, con 26 mil 263 turistas, el 3.5 porcentual.

Asimismo, Mayapán, con 16 mil 516 visitantes, el 2.18 por ciento; Izamal, con 12 mil 67 paseantes, el 1.59 por ciento, e Xcambó, con nueve mil 670 ingresos, el 1.27 porcentual.

Tras el cierre de los sitios a consecuencia del Covid-19 el 23 de marzo de 2020, aún no se abren al turismo 10 urbes prehispánicas, específicamente, Acanceh, Aké, Chacmultún, Grutas de Balamcanché, Grutas de Loltún, Kabah, Labná, Oxkintok, Sayil e Xlapac.

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados