InicioNacionalYUCATÁN: VACIARON LA CAJA CHICA DEL ISSTEY

YUCATÁN: VACIARON LA CAJA CHICA DEL ISSTEY

 

*Ya no hay liquidez para préstamos, utilizaron el dinero para la campaña electoral de los candidatos panistas , hay un boquete financiero de 900 millones de pesos y se cubrirá, como siempre, con la venta de terrenos, denunció Emy Sosa Novelo, representante de jubilados y pensionados

*»El Gobernador pretende desaparecer al Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado , por lo que los pensionados y jubilados del ramo son incorporados, por medio de engaños, a la Asociación de Jubilados y Pensionados por el Gobierno del Estado de Yucatán»

“Rolando Zapata Bello, durante su gobierno, nos dio en toda la torre, y ahora, Mauricio Vila Dosal nos hunde aún más” . “¿Qué te dio el gobierno del Estado cuando murió tu marido?”

Redacción /Sol Yucatán/La Opinión de México

Mérida.- El gobierno del Estado vacío la caja chica del ISSTEY para utilizar el dinero en la campaña electoral de los candidatos del PAN, y lo peor de todo, en el transcurso de esta administración, no se ha depositado el monto semestral de 180 millones de pesos, por lo que ninguno de los cinco pagos ha ingresado al Instituto.

Como se explica que antes de la campaña sólo tardaba 15 días para autorizar un préstamo a los jubilados y ahora hay que esperar tres meses, mes y medio para la cita y otros mes y medio para autorizarlo, denuncio la integrante del Grupo Hormiga, Emy Sosa Novelo,
Informó que interpusieron una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por el incumplimiento y omisión del Ejecutivo local, lo que ha generado un boquete de cerca de 900 millones de pesos a las finanzas del ISSTEY, agravando la falta de liquidez y el riesgo del sistema de pensiones y jubilaciones.

Ya no hay liquidez para dar préstamos, pero ni la directora María Isabel Rodríguez Heredia ni el gobernador Mauricio Vila dan la cara. La dependencia siempre ha sido la caja chica del gobierno, no les importa la situación de los jubilados y pensionados.

También denunció que estos faltantes, como siempre, los van a cubrir con la venta de terrenos y allí hay otro negocio. “El triunfo del PAN no nos beneficia en nada, pues ahora a donde acudimos”.

En tan sólo una década, la deplorable situación de los pensionados y jubilados del Gobierno del Estado ha pasado de mal a peor, al grado que están en indefensión legal y sin acceso a servicios de salud, denunciaron ex trabajadores del Ejecutivo local, así como viudas de algunos de ellos.

“Rolando Zapata Bello, durante su gobierno, nos dio en toda la torre, y ahora, Mauricio Vila Dosal nos hunde aún más”, expresó el ex agente de la secretaría de Seguridad Pública (SSP), José Guillermo Escalante Loeza, al demostrar las irregularidades registradas en ambos gobiernos.

A como dé lugar, el actual titular del Ejecutivo pretende desaparecer al Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado (Isstey), por lo que los pensionados y jubilados del ramo son incorporados, por medio de engaños, a la Asociación de Jubilados y Pensionados por el Gobierno del Estado de Yucatán.

De tal manera, Vila Dosal pretende desajenarse de los pensionados y jubilados, ya que “representamos para el gobierno del Estado una fuerte carga económica”.
“Aunque para muchos funcionarios, son redituables y al aprovecharse de la ignorancia, la desesperación y el hambra les quitan el dinero que le pertenece a los pensionados y jubilados”.

Ejemplificó el caso del decreto número 27 del Gobierno del Estado, publicado en el Diario Oficial del Estado, el 4 de abril de 1988, en el cual “se establece que un seguro por fallecimiento del servidor público o del jubilado, sin perjuicio de las prestaciones a que tengan derecho sus familiares o dependientes económicos en otras instituciones de carácter sindical, mutualista o de otra índole. El monto del seguro de que se trata será por una cantidad igual a cinco meses del salario mínimo general que rija en la capital del Estado, en la fecha del fallecimiento del pensionado o jubilado”.

Resaltó que “por desconocer la Ley de los Trabajadores al Servicio del Estado así como la Ley del Isstey, muchas de las viudas no gozaron del beneficio establecido por el aquel entonces gobernador Víctor Manzanilla Shaffer”.

Durante el evento, preguntó a una de las asistentes “¿qué te dio el gobierno del Estado cuando murió tu marido?”, por lo que la rápida respuesta fue “¡nada!”.

Debido a que nadie reclama la prestación, el Gobierno del Estado se queda con ello, en lugar de procurar que el dinero lo tengan los que realmente lo necesitan.

Expresó que “los funcionarios del Isstey le niegan este seguro a los jubilados del gobierno del Estado, ya que según ellos no les corresponde, y en ocasiones, sólo a algunos de ellos se les da dos meses del seguro”.

Destacó que en su caso, por desconocimiento de la normatividad, cuando lo jubilaron, no cobró el dinero que le correspondía por el servicio prestado, y luego de varios años, cuando se enteró, ya era demasiado tarde para tramitarlo.

Añadió que de manera dolosa lo hicieron renunciar al Isstey, por lo que en mayo de 2020, cuando hizo un trámite no lo reconocieron como integrante de la dependencia estatal.

Comentó que fue transferido a la Asociación de Jubilados y Pensionados por el Gobierno del Estado de Yucatán, por lo que su situación se complica aún más, pues entre otras cosas carece de servicios de salud, y no derecho a préstamos, etc.

AMLO LE DA, VILA LE QUITA

El entrevistado comentó que afortunadamente, el presidente Andrés Manuel López Obrador tiene un programa para apoyar a los senescentes, e incluso, recientemente aumentó el apoyo que les da a las personas con al menos 85 años de edad.

Sin embargo, Vila Dosal ordenó el recorte a los apoyos otorgados a los pensionados jubilados, por lo que cada vez es menos lo que reciben cada mes.

Una de las asistentes comentó que hace ocho años recibía mensualmente tres mil 300 pesos y actualmente sólo le otorgan dos mil 100 pesos.

“En lugar que aumente la pensión con base a la situación que prevalece, nos quintan el dinero y hasta el momento no hay una explicación al respecto”, acotó la afectada, quien omitió su nombre.

Reprobó el desinterés del Gobierno del Estado por apoyar a los senescentes, pero sobre todo, al pretender acabar con el Isstey, y actualmente son numerosas las personas afectadas.

Escalante Loeza expresó que desafortunadamente están en indefensión, pues no hay figura pública que los pueda apoyar.

Recordó que Luis Felipe creó la asociación de pensionados y jubilados del Isstey, preocupado por la situación que prevalecía, pero, desafortunadamente, falleció.

Señaló que Henry Sosa se hizo cargo de la asociación, por lo que las cosas se complicaron, ya que empezó a cobrar cuotas, entre otras anomalías.

Abundó que en 1996 se creó el Isstey, para el bienestar de los trabajadores, pero la situación es totalmente diferente y el Ejecutivo local lo considera como una verdadera carga para el erario público.

Mencionó que la mal llamada Ley del Isstey “está viciada desde su origen y de manera flagrante viola los derechos de los pensionados y jubilados”.

Resaltó que el Jurídico pretende negar la pensión a las viudas de los jubilados y pensionados, violando la Ley del Seguro Social.

Mencionó que la pensión de viudez es compatible con el desempeño de un trabajo remunerado; el disfrute de una pensión de incapacidad permanente, y el disfrute de una pensión de invalidez, vejez o cesantía en edad avanzada, generada por derechos propios como asegurado.

  

Más leído
HOY ESCRIBE
Relacionados