InicioNacional¡NAVIDAD OSTENTOSA!

¡NAVIDAD OSTENTOSA!

*Ricardo Monreal, el exlíder del Senado, recibirá de aguinaldo 332 mil pesos, más su dieta garantizada de 165 mil 310 pesos

*En puro aguinaldo, los 120 senadores costarán al erario casi 40 millones de pesos; mientras que los diputados, más de 33 millones de pesos

*Decenas de ellos sólo ocupan las curules y los escaños para proyectarse rumbo a las gubernaturas o alcaldías de los distritos que representan

Noé Zavaleta/Corresponsalías Nacionales/Grupo Sol Corporativo

Ciudad de México.- Los 500 diputados y los 120 senadores federales habrán de tener una abundante Navidad y próspero Año Nuevo 2023, pues, de acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT), cada uno de integrantes de la Cámara Alta habrá de percibir un aguinaldo bruto de 332 mil pesos; muy aparte de su dieta mensual garantizada de 165 mil 310 pesos.

Es decir, los senadores —de todas las fracciones políticas: Morena, PAN, PRI, PRD— nos cuestan a los mexicanos 39 millones 840 mil pesos, sólo en prestación de aguinaldo en la segunda quincena de diciembre.

Legisladores, quienes en su mayoría han utilizado esta tribuna para sus aspiraciones políticas personales, tal es el caso del exsenador panista, Mauricio Kuri González, quien hoy es gobernador de Querétaro; el exsenador de Nuevo León y actual gobernador de este estado, el emecista Samuel García; el morenista Alfonso Durazo, quien hoy es el mandatario de Sonora; el morenista, Américo Villarreal, actual gobernador de Tamaulipas; y el panista, Miguel Ángel Navarro —mandatario de Nayarit—, quienes desde que llegaron a la tribuna más alta del país, priorizaron su plataforma política, por encima de la revisión de leyes y de proyectos que podrían beneficiar o perjudicar al país.

Tan fue así, que hubo otro grupo de senadores que pidió “licencia temporal” para irse de campaña política, sin embargo, al perder en las urnas, volvió a su escaño sin ningún empacho, para seguir cobrando su dieta mensual y, por ende, su oneroso aguinaldo superior a los 300 mil pesos.

El senador panista Gustavo Madero pidió licencia para competir por la gubernatura de Chihuahua, pero perdió estrepitosamente y volvió a devengar una dieta en la Cámara Alta. El morenista Félix Salgado Macedonio compitió por Guerrero como candidato; sin embargo, tras ser impugnado por la oposición, impuso a su hija, Evelyn Salgado, como gobernadora y regresó al Senado a seguir devengando su dieta.

En San Luis Potosí el candidato fue el senador Marco Antonio Gama, quien también sucumbió en las urnas y pidió su reinstalación en la Cámara Alta.

El panista y hoy morenista Víctor Fuentes compitió en Nuevo León y ante su fracaso en las urnas, también solicitó su reincorporación al Senado.

Y la lista de candidatos perdedores sigue: Alejandro González Yáñez solicitó licencia para buscar la Alcaldía Durango en el estado del mismo nombre. Ante su derrota, decidió que podía seguir “sirviéndole” a la patria desde el Senado de la República.

La senadora Nancy de la Sierra Arámburo compitió por el llamado Grupo Plural Puebla. De Morena, el senador Alejandro Armenta quiso ser gobernador de Puebla, pero también fracasó y decidió volver.

La senadora Gloria Núñez quiso ser gobernadora por Nayarit, no lo logró y retornó al recinto legislativo y de paso “saltar” del PAN a Movimiento Ciudadano.

Del lado del PRI, la senadora Claudia Anaya pidió licencia para irse a competir por la gubernatura de Zacatecas. Fue, compitió, perdió y de inmediato pidió su reincorporación al Senado de la República para seguir devengando su jugosa dieta.

En el caso de los 500 diputados, cada uno habrá de embolsarse 67 mil 797 pesos de aguinaldo, más su dieta habitual de 105 mil 378 pesos. Aunque pareciera una cantidad razonable, por la cantidad de legisladores federales que son, en total costarán al erario 33 millones 898 pesos.

Aunque el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador habría prometido en campaña la eliminación de los diputados plurinominales —200 diputados—, finiquitado ya su cuarto año de gobierno esto no ha sucedido.

Por el contrario, la reforma electoral que está en plena discusión en ambas cámaras plantea la posibilidad de eliminar la vía uninominal, para concentrarse justo en la asignación de diputados mediante listas, situación que algunos especialistas en derecho y en materia electoral consideran una aberración jurídica.

Más leido
Relacionados